miércoles, 27 de febrero de 2013

ALBERTUCHO

Con su ukelele, la recreación del “What a wonderful world” con el que nos regalo a los asistentes al final del concierto, ya hubiera valido la pena y justificaría el concierto, pero Albertucho o el Capitán Cobarde o como se quiera llamar es algo más. Con su simpatía, con su desparpajo, con ese gracejo que solo la gente del sur tiene, demostró que el rock es algo más que diversión y pasarlo bien, que tiene una faceta de lucha, de llamada a las conciencias, de despertar de las mentes...
Mi compadre tira pa’ lante, mi compadre sufre y ríe, mi compadre somos todos”, la amistad, el cariño a la familia, a los camaradas...Su rock de combate, saco lustro a más de una mente...Música con conciencia para que pensemos y reflexionemos,"...todos tenemos un espíritu de Robin Hood..." .
Gran concierto, sencillo pero muy intenso...hecho por un tio que remueve las brasas de la conciencia y que como dijo más o menos:"...tenemos un país de mierda, estamos jodidos pero vivimos en un mundo maravilloso...".
Dejo un enlace a la crónica realizada por Mirian para la Gaceta de Inforpinión Ruta 42.








































  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador