miércoles, 19 de febrero de 2014

BLOODY MARY (IX)

180, no, no son grados, ni de una circunferencia ni de temperatura, ni personas, son minutos. Así de repente y sin mediar palabras, estos maquinas, nos regalaron 18minutos de gozo, de disfrute. Desde el primer momento no pararon, bien es cierto, que lo tienen fácil, el público esta entregado, incluso, mucho antes de que empiece el concierto. Temas clásicos, conocidos por todos, pero que en boca de esta banda suenan nuevos, vitales, incluso, seguro que muchas de las bandas padres de estas canciones, los miraran con envidia y les gustaría ser ellos mismos los interpretes de esos temas, con esas ganas y energías.
Entre medias apareció Micky, exultante, con unas ganas de agradar y de sorprender y a fe que lo consiguió, pero esto se merece una entrada aparte que le honré.
Cada año nos deparan una participación sorpresa, hace unos años fue Umberto Tozzi, el año pasado la banda Europe y este año se dejo caer por la sala Black Perl una majestuosa y atractiva Alaska, acompañada por unos Pagamoides o Dinarama o un Vaquerizo forrado de tatuajes. Un viaje al pasado que a, algunos, nos recordó la primera vez que la vimos en el Teatro Valladolid con el Aviador Dro, ya hace unos cuantos años….privilegios de la edad.
Después de tres horas se apagaron los amplificadores, se encendieron las luces y una sala que se quedo pequeña se dio de bruces con la realidad, todo se acaba, pero nos queda el año que viene. Un día mágico, histórico, de una banda que concierto tras concierto sigue alimentando una leyenda y que en esta ocasión colaboro con una buena causa, ayudar a la ONG Tio Antonio. Luis, guitarra; Javier, voz y guitarra; Santi al bajo y un extraordinario “Pirulo” a la batería, el cual poco a poco se esta convirtiendo en la espina dorsal de esta formación (y no solo por lo que gusta a las chicas, para envidia del resto) nos trasladaron al nirvana de la música…y que dure.





















































  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador