viernes, 6 de febrero de 2015

Bambikina

La primera referencia que he tenido de BambiKina ha sido una entrevista en una emisora de radio donde hablaba un poco de su música, de sus influencias, del origen de su nombre, una recreación muy libre del cine porno donde pasaron la noche los Beatles cuando llegaron por primera vez a Hamburgo, y de ese “espaldarazo” que puede suponer la creación de la música en un anuncio de la multinacional Ikea…no mucho. Sin embargo al llegar a la Sala Porta Caeli y descubrir que quien la acompañaba es Jesús Sangui, uno de esos músicos enormes de talento y que con su pasión y amor por la música, mantiene este sueño, es señal que detrás de este nombre, donde se esconde Esther Méndez, tiene que tener algo. Y lo tiene, su música  llena de influencias del folk, del country y del rock americano, es un remanso de esperanza, de que existe algo más allá de las listas de superéxitos y de las radio-formulas. Letras melancólicas que alimentan historias reales  engrandecidas por una voz sublime. Como señalan en su web “La música tiene que ser un temblor que recorre la espalda, o se siente una cálida sensación romántica o se erizan los vellos de los brazos… Como sea que se presente, es un momento de placer sublime”, y lo consigue, sin duda.
Desde este enlace se puede acceder a la página de su discográfica.
































  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador