lunes, 13 de abril de 2015

Jorge Pardo&José Luis Gutiérrez

Un mar en mitad de "Tierra de Campos", con las olas chocando contra el casco de un barco imaginario, los peces saltando sobre la amura de ese "imaginario" barco y las gaviotas volando sobre su cubierta...una tripulación, a la orden de su capitán. En un momento, un hábil marinero izó las velas del palo mayor, y dirigidos por un experto timonel nos embarcaron en un viaje por los sueños, donde la tripulación charlo; comentando y narrando viejas historias "de lobos de secano", y donde nos descubrimos "pequeñas anécdotas", como esa del primer cajón flamenco, o cajón peruano, que descubrió uno de los percusionistas que acompañaba a Paco de Lucia en unas de sus primeras giras por Iberoamérica y que acabo pidiendo al mismísimo Paco que le prestara el dinero, que necesitaba, para comprarlo durante su estancia por el Perú, y al que nunca le devolvieron el dinero...¿o sí?.
El enorme Jorge Pardo, saxos y flauta; junto a José Luis Gutiérrez, saxos y percusión; y una tripulación integrada por Marco Niemietz, contrabajo y Lar Legido, batería; nos ofrecieron un viaje/espectáculo exquisito y arriesgado, nos descubrieron sonidos e instrumentos insólitos como ese "Vibrantum", un conjunto de campanas; o ese "Panderidoo", mezcla de pandero e instrumento de viento; y nos hicieron sentir y disfrutar, durante unos momentos, del sonido de las olas, la brisa del mar, los duelos y peleas entre viejos navegantes, donde las espadas y pistolas fueron reemplazadas por instrumentos musicales, y, casi, casi, oler el salitre de las olas de mar, en una Sala Concha Velasco abarrotada para realizar este viaje que el X festival de Jazz de Castilla y León nos ha ofrecido en esta edición.
Un autentico lujo poder disfrutar de una leyenda como Jorge Pardo, uno de los grandes de la música en España, cercano y accesible y que, a buen seguro, como señalo José Luis, departió con todo aquel que se quiso acercar a algún próximo bar, mientras se tomaba una cervecita, y mientras seguía contando alguna de esas anécdotas, que a buen seguro atesora, y es que es lo que tiene ser un "viejo lobo de mar" aunque se sea de secano.














































  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador