martes, 5 de abril de 2016

Antonio José

Siempre me han llamado la atención este tipo de músicos; tanto ellos, como sus representantes o los promotores de los conciertos. Por regla general suelen ocupar algunos minutos en las radios locales unos cuantos días antes del concierto y sus declaraciones y comentarios no suelen tener desperdicio. Los promotores y sus representantes siempre suelen tener un mismo discurso…ambos hablan de que estamos ante un intérprete fundamental, un músico con un talento desconocido y siempre adornado que, por teatro, o auditorio por donde ha pasado el cartel de “sold out”, siempre ha estado presente. En cuanto a ellos el discurso tampoco es muy diferente al del resto de sus colegas; la palabra “artista” cobra en ellos una nueva dimensión, los sueños, el trabajo, la familia, adquiere un valor desconocido hasta la fecha. Si miras sus hojas de promoción nos solemos encontrar ante mensajes donde se le clasifica como un artista fundamental, con un amplio recorrido y que, pasado unos años, llenaran hojas y más hojas en las enciclopedias y en la historia de la música patria; ya en directo el discurso no cambia mucho…de hecho, visto uno, todos se suelen dar la mano, agradecimientos a ese público tan maravilloso, el estar encantado por estar en esta ciudad tan bonita, o en este Auditorio, se repiten una y otra vez. Todo esto se ha amplificado desde que la televisión, ese instrumento que la industria descubrió hace muchos años, pero a la que acaba de dar una vuelta de tuerca más, nos bombardea con programas donde se intenta descubrir a nuevos talentos, “La Voz”, “Tu  Cara Me Suena”…o programas similares, y es que otra cosa no, pero entre canales privados y autonómicos, tenemos unos cuantos, y la industria, ese monstruo de varias cabezas insaciable necesita, constantemente, nuevos alimentos en la forma de personas que nos llenen las parrillas televisivas, les expriman una temporada y pasado un tiempo prudencial, les excrete para volver a iniciar el ciclo. En esta ocasión el músico de referencia es Antonio José, intérprete de Palma del Rio (Córdoba), quien, a pesar de sus veinte años, tiene una biografía adornada con múltiples acontecimientos donde destaca su participación y el triunfo final en el concurso “La Voz”. Cuenta con un disco “El Viaje” que como no podía ser de otra forma es número 1 en las listas de éxito, y disco de Oro/Platino, y lo que se tercie, a las pocas semanas de estar en el mercado. Las fotografías corresponden al concierto que ofreció el pasado día 3 de Abril de 2016 en el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid, ante un público que grito, suspiro, y lloro de emoción ante sus palabras y sus canciones y es que otra cosa no, pero este tipo de músicos saben cuales son sus cartas, y las saben usar muy bien. Pues eso, la música tiene un presente y un futuro y se llama Antonio José….o eso dicen.


























  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador