domingo, 23 de julio de 2017

Kiko veneno no quiso quedarse atrás y no desentonar de este fabuloso ciclo de conciertos que el Centro Buendia, dependiente de la Universidad de Valladolid, ha organizado (y ya van XX años) en este EstiVallUVa 2017; y se ha presentado en el centenario patio de la Hospedería de San Benito para recordarnos que la música se tiene que “disfrutar”, no consumir y que es necesario oírla bien…y para eso, nada mejor, que ofrecernos un concierto en tres bloques; un primer bloque con la banda que le acompaña desde hace mucho, mucho tiempo, “Las Notas del Retumbe”, los eternos Juan Ramón Caramésal al bajo; Jimmy González golpeando la batería; y Anabel Pérez a los teclados, flauta y voz; y un siempre sonriente Félix Roquero a la guitarra y bandurria. Esta primera parte dio paso a la presencia sobre el escenario del veterano músico que solo con su guitarra confirmo lo que hace unos días declaraba en una entrevista donde se sinceró y se sentia “querido por la inspiración y por la gente”.…su música fluyo y el tiempo pasaba mágicamente, hasta llegar a esta tercera fase donde surgió el esperada Cuarteto Bético de Cuerdas al frente del cual se encuentra Michael Thomas, director de orquesta y colaborador en el ámbito pop de figuras como Björk o Elvis Costello,al que incluso Paul McCartney, encargo la música del funeral de su mujer Linda, y a partir de ese momento se produjo la catarsis perfecta del autor con su música y el público…ese público que le quiere y que le admira y que disfruta del enorme repertorio que este músico nacido en Figueras, pero criado y residente en Cádiz, desde los tiempos de revolución formal de Veneno a finales de los setenta hasta el estimulante e inconformista presente creativo de este artista sin par. Su música popular y reconocida a pesar de todo no le ha permitido alcanzar las cimas del éxito, pero le permite ser reconocido como uno de los autores más notables que han aportado la historia de la música popular nacional y, además, ser reconocido con el Premio Nacional de Músicas Actuales correspondiente al año 2012, destacando por ello “su contribución decisiva durante más de tres décadas y media a la integración de tradiciones musicales internacionales e hispanas, difundiendo el compás, enriqueciendo con ingenio y calidad poética el formato de la canción popular”. A lo largo de dos horas sonaron todas esas canciones eternas e inmortales de un cancioneros que a lo largo de todos estos años suma títulos y títulos imprescindibles…“Joselito”, “Coge la guitarra”, “En un Mercedes blanco”… el concierto pedía “greatest hits” y comunión con el público, y lo tuvo; y es que Kiko Veneno a estas alturas, ya es patrimonio de la cultura popular.

























































  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador