lunes, 11 de septiembre de 2017

Los Pichas. Fiestas de Valladolid 2017

Las Fiestas de Valladolid la clausuraron Los Pichas. Desde que apareció su nombre, y se conoció su posición en la programación, las redes sociales echaron chispas, que si es una banda tributo, que si no son dignos de cerrar una semana de fiestas, que menudo enchufe que se gastan....lo típico de estas situaciones. El día después más de lo mismo, sobre todo si miras al día anterior y comparas como estaba la plaza de concurrida...aunque esto último es como decir que te gusta el cine y admiras a Esteso y Pajares pero desprecias a Coppola o Scorsese; sin duda el día que nos falten los primeros les recordaremos con una sonrisa en la cara, pero...
Dicho esto el concierto de esta banda procedente de la Rondilla fue digno de permanecer en la memoria durante mucho tiempo; no soy muy seguidor de la Rumba y de los ritmos aflamencados tan del gusto de una parte importante de la audiencia, pero tengo que reconocer que Los Pichas es una banda que te entretiene y te hace pasar un rato muy agradable...como todas las bandas tributo, realmente, no crean nada, y juegan con las cartas marcadas; temas populares que transforman con habilidad y les dan su toque personal, todo sostenido por la presencia del Sr. Javier Carballo, voz; que carga sobre sus espaldas la totalidad del espectáculo y se hace dueño y señor del escenario. Desde el minuto uno su presencia marca el devenir del concierto, juega con la palabra, juega con la gente y se convierte en un personaje imprescindible sobre el escenario o debajo de él...porque no dudo en bajarse (que no tirarse, la altura lo desaconsejaba) y mezclarse entre el publico que lo adora y lo idolatra. Con él el resto de la banda, siguiendo la fiesta y la juerga, Agustín como percusionista, Alberto a la guitarra e Iván al bajo, a los que se sumaron en esta ocasión con los refuerzos de Chuchi Monja a las guitarras y Rubén Lázaro a la batería. Entre tema y tema recuerdos para amigos presentes o que ya no están; menciones a la intolerancia (sea del signo que sea) y a la violencia; menciones a los barrios de la ciudad y un recuerdo especial para los miembros de la cultura local que nos han dejado (y esa reivindicación para perpetuar su recuerdo) y a todos los colectivos que la integran....músicos, actores, programadores, (los de las fotos nos quedamos en el tintero....es broma); y así fue pasando el tiempo y la Plaza Mayor de Valladolid se rindió a estos chicos, músicos que hacen gala de barrio y de ciudad y que han puesto muy difícil el cierre de las futuras fiestas del 2018, aunque para esto todavía faltan 365 días.
 
 


































 
  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador