viernes, 16 de marzo de 2018

Burning. "24º Edición Valladolindie"

A estas alturas de la película hablar de los Burning es realizar un viaje a una parte de la historia viva de la música española de los últimos años. Como indica Manuel Doval, uno de los puntales de la cultura musical de esta ciudad, "necesitamos la dosis anual de Burning para subir y mantener nuestras ganas de Rock and Roll"; y la dosis por el momento es su aparición dentro de la programación de la 24º Edición del Valladolindie el, ya muchas veces señalado, como uno de los mejores festivales de este País. Puede que su poder de convocatoria no sea equiparable a muchas bandas punteras en este 2018, pero ya me gustaría ver a la gran mayoría de ellas donde van a estar dentro de 40 años y a cuanta gente serian capad de congregar....lo cierto es que los madrileños después de muchísimos años de carretera siguen manteniendo la llama bien encendida, y siguen congregando a un buen número de seguidores a pesar de que los achaques hagan algo de mella, por momentos, a algunos de sus integrantes, daños que se pasan al ver las caras de todos esos amigos que te esperan al pie del escenario para celebrar una vez más el ritual del Rock´and´Roll.
Como en su anterior visita en 2017 vuelve a ausentarse  Miguel Slingluff  en el saxo, pero el resto de los miembros siguen marcando el ritmo, Edu Pinilla y Nico Álvarez  a las guitarras y voces; el tipo con más estilo de todo el País manejando el bajo, Carlos Guardado; Kacho Casal a la batería y esa doble percusión que maneja Nico Roca y que es todo un acierto. Junto a ellos  el alma de la banda Johnny Burning a la voz y su “tuneado” teclado. Concierto largo e intenso, donde algunos echaron en falta algún tema, pero es que el cancionero, después de tanto tiempo, es enorme y siempre alguien va a echar en falta algún tema en una Sala Blanca del Lava de Valladolid, que se convirtió por unas horas en la catedral del Rock de esta ciudad, y por donde sobrevolaron los espíritus de Toño y de Risi, al que se sumo el maestro Tom Petty, que no se quiso perderse la fiesta, y es que como dice Josele Santiago, cuando estos tipos cuelguen los instrumentos con ellos se ira el fin de una época, "una manera de entender la música y la libertad", aunque ese momento todavía queda lejos.
La banda de La Elipa actuo el pasado día 10 de Marzo de 2018 en la Sala Blanca del Lava de Valladolid, dentro de la programación de la 24º Edición del Valladoliondie.
 
 












































 
 
 
 
 
  • Si te han gustado estas fotografías, no dudes es suscribirte al blog
  • No hay comentarios:

    Un poco más de mi...


    Translate

    contador